¿Qué es la acupuntura?

La historia de la Medicina Tradicional China (Acupuntura – Moxibustión) se remonta a más de dos mil años.

Su origen, como el de cualquier otra medicina tradicional, está ligado al propio origen del ser humano y de su lucha por la supervivencia. En el caso que nos ocupa, su desarrollo se realizó en la zona que hoy se corresponde con la actual China.

Durante largo tiempo de práctica, los médicos de las diversas dinastías de China, han ido enriqueciendo, desarrollando y perfeccionando esta disciplina médica que se fundamenta en diversas teorías básicas:

           - Yin-yang, los cinco elementos o movimientos, las Zang-fu (órganos y vísceras) qi-xue (energía y sangre), Jing-luo (meridianos y colaterales)

Así como los distintos métodos de manipulación de agujas.

En diciembre de 1979 la OMS (Organización Mundial de la Salud) determinó que la terapia acupuntural se demostraba efectiva para el tratamiento de 43 enfermedades, como la lumbociática, odontalgia, jaqueca, síndrome nervioso-depresivo, neuralgia del trigémino, etc. Esta lista se ha ampliado gracias a la investigación en los años siguientes: enfermedades reconocidas por la OMS.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) indica, eso sí, que la acupuntura solo debe realizarse bajo supervisión de un médico titulado que haya cursado capacitación superior en Acupuntura.

Esta resolución fue decisiva ya que demostró claramente que la acupuntura y Moxibustión chinas son bien aceptadas en todo el mundo.

La Acupuntura-Moxibustión es en China lo que en España es la Asistencia Primaria, dónde se combina con la medicina occidental y toda su tecnología. Asimismo ocurre en otros muchos países en los que la Acupuntura-Moxibustión está incluida en el sistema público de salud. Desgraciadamente en España no es así, salvo en las Comunidades Autónomas de Cataluña y Andalucía.

Es importante hacer notar que en aquellos tratamientos para los que la Acupuntura-Moxibustión se ha demostrado como efectiva, su uso, frente a la utilización de la medicina tradicional occidental, aporta dos ventajas fundamentales: 1- La acupuntura es mucho menos invasiva 2- El ahorro de medicamentos.